Vestidos Informales



Innova con vestidos informales de novia

Las mujeres somos todas diferentes. Están las que sueñan desde muy jóvenes con la idea de una boda extravagante, llena de flores y luces y glamour, y el vestido blanco lleno de detalles y lujos y la pollera bien amplia con una cola larguísima; y están las mujeres más simples, que quieren que su boda sea sencilla y a su vez divertida, sin las sofisticaciones de las fiestas tradicionales y que prefieren los vestidos informales de novia a los muy pomposos.

Para las que optan por lo moderno y lo informal, las posibilidades son mucho mayores. Para empezar, no tienes por qué respetar ese largo interminable de los vestidos de novia tradicionales. En cambio, puedes innovar con vestidos cortos y lucir tus piernas. También puedes romper con la típica costumbre del color blanco y probar nuevos colores que reflejen más tu personalidad. Otra de las posibilidades es elegir el modelo que te guste y que le siente bien a tu figura. A veces por respetar todas las características del vestido tradicional, terminando desfavoreciendo nuestra silueta. Las opciones también se amplían gracias a que los vestidos informales son más económicos, y se debe a que el gasto en telas, adornos y confección es menor.

Dentro de los vestidos informales de novia, ya dijimos, puedes optar por modelos que realmente vayan con tu figura ya que existen distintos modelos según cada tipo de cuerpo. No usará el mismo modelo una novia muy delgadita y una gordita. Existen diferentes modelos que los diseñadores fueron creando para favorecer a todas las novias. Para cualquiera es importantísimo lucir espléndidas en sus bodas, por eso, lo mejor es prestarle mucha atención a los siguientes consejos.

Vestidos informales de novias para cuerpos delgados:

Muchas piensan que a las mujeres flaquitas les va todo y nada les puede quedar mal, pero sólo las flaquitas saben cómo se sufre con la ropa cuando somos tan delgadas. La ropa a veces pareciera que nos sobra por todos lados y nos puede hacer parecer que no tenemos nada de curvas. El problema de las curvas es el más común entre las flaquitas y el que más las frustra. Por eso, al momento de elegir un vestido de novia informal, lo mejor es seguir ciertas normas para que nuestra silueta se luzca.

Una buena manera de resaltar las curvas son los pliegues y frunces en las zonas que deseas acentuar, como el busto y la cadera. Esto significa que debes usar algo ajustado y liso en el área de la cintura para afinarla y que resalten más las otras partes. Si tienes la espalda angosta, entonces puedes elegir un vestido con mangas cortas para que le de una forma de V al tronco. Si tienes lindas piernas, entonces puedes optar por una pollera corta y lucirlas. Si tienes poco busto, la solución perfecta es el push-up, pero esto no implica que tengas que ponerte mucho relleno porque nadie te reconocerá; sólo un poco puede ser suficiente para darle una mejor forma al vestido. Con respecto a los colores, es una gran ventaja que el blanco sea un color que produce un efecto de volumen. Por lo tanto, puedes lucir este color sin ningún problema.

Vestidos informales de novias para cuerpos rellenitos:

Las chicas más rellenitas también sufren mucho al momento de elegir un vestido que les quede bien. Lo primero que se piensa es que no hay vestidos hechos para cuerpos más gorditos, pero esto no es cierto. El secreto está en saber elegir. Debes comprender que no cualquier diseño es para todo el mundo, sino que cada cosa está pensada para un tipo de cuerpo diferente y hay que optar por las que favorecen tu figura y descartar aquellas que, aunque te gusten mucho como diseños, no te queden bien.

Siempre debes buscar aquellos diseños que visualmente reduzcan aquellas partes que quieres disimular de tu cuerpo. Primero que nada, una buena opción es usar un corsé debajo del vestido. Sin embargo, no todas se sienten cómodas con esto, pero aún así hay solución para todo. El corte princesa es un tipo de corte que favorece la silueta. Este tipo de vestidos afina la cintura y resalta la forma del cuerpo y lo estiliza. También es recomendable ponerte una pollera corta hasta las rodillas ya que la media pierna afina la forma del cuerpo. Si tienes mucho busto, no uses escotes muy pronunciados. Lo mejor es usar un escote que no muestre tanto y que tenga algunos detalles en bordados para que la atención se centre en tu rostro. Con respecto a los colores, el blanco por lo general, como ya dijimos, produce un efecto de volumen, sin embargo, esto no significa que no puedes usar blanco. Todas las novias quieren vestir de blanco, es por eso que sólo debes saber que para usar este color el vestido debe contar con algunos detalles que harán que no se marquen las imperfecciones. El problema del color blanco es que produce sobras y es por ello que se notan las cosas que queremos justamente ocultar. Por eso, debes tratar de buscar vestidos que tengan, por ejemplo, una pollera con pliegues desde abajo del busto para que la pancita quede más disimulada, o puedes optar por otro color que produzca un efecto visual de achicamiento.

Los vestidos informales de novia admiten muchas más cosas que los tradicionales. Es por esto que puedes optar por distintos colores y no necesariamente el blanco. Si te gusta el blanco, pero aún así quieres romper un poco con la tradición, puedes usar un lindo atuendo de este color con un detalle en otro color. Por ejemplo, puedes agregarle a tu vestido una faja roja o dorada o del color que quieras y que ésta haga juego con tus zapatos y los accesorios.