Vestidos Informales



Variedad de vestidos informales para dama

Existe una gran variedad de modelos dentro de los vestidos informales para dama. Si te interesa conocer sobre este tipo de vestidos ya sea porque quieres ampliar tu guardarropa con atuendos más elegantes y femeninos para lucir bien a todo momento porque te interesa el mundo de la moda, entonces debes conocer todas las opciones que se pueden encontrar en el mundo de la moda.

Muchas mujeres piensan que los vestidos son exclusivos para ocasiones especiales y a veces terminan usando un vestido cada muchos años. Lo cierto es que no debes esperar hasta un casamiento o una fiesta de gala para usar un lindo atuendo. Como ya dijiste, la variedad de vestidos casuales es amplísima y permite que podamos lucir muy bien en diferentes contextos. Aquí detallaremos las distintas opciones con las que contamos, y así podrás aprender cómo estar más linda todos los días del año y a toda hora sin necesidad de seguir esperando por una ocasión especial.

Para empezar, los vestidos informales para dama se dividen en dos amplias categorías: por un lado están los vestidos de día y por el otro los de noche. Dentro de estas dos categorías a su vez podemos encontrar subdivisiones de tipos de vestidos. Esto se debe a que no todos los vestidos de día o de noche son iguales ni se usan para los mismos fines. Por ejemplo, un vestido de día para ir a trabajar no tendrá las mismas características que uno para salir con la familia un domingo a la tarde. Tampoco será igual un vestido de noche para climas fríos y uno para climas más calurosos.

Empecemos con los vestidos informales para dama para usar durante el día. Los vestidos de día son atuendos simples y recatados. No se puede durante el día usar el mismo tipo de prendas que nos pondríamos, por ejemplo, para salir de noche a un pub con amigas. Dentro de esta categoría encontramos los vestidos para trabajar. Este tipo de atuendos se caracteriza por ser lo más formal dentro de los vestidos informales, pero a su vez conserva el toque causal del vestido de día. Con respecto a los vestidos para el ámbito laboral, no necesariamente deben tener colores sobrios. Son otros los detalles en donde se debe cuidar la sobriedad. Por ejemplo, estas prendas deben tener una pollera que llegue por lo menos hasta la rodilla, una pollera más corta es muy insinuante y no es apropiada para ir a trabajar. El escote no puede ser muy pronunciado, por el contrario, debe cubrir el busto aunque puedes descubrir el pecho. Tampoco es adecuado usar breteles muy finitos que muestren mucho los hombros, y mucho menos, strapless.

Los vestidos de día para salir ya sea con amigas o la familia pueden ser más libres. La pollera no debe ser necesariamente larga, pero tampoco es bueno usar minifalda, excepto en el caso de las chicas jovencitas, quienes siempre lucen bien. Para estas ocasiones es aceptado el strapless y los breteles finos, pero todavía sigue estando prohibido el escote pronunciado. Hay ciertos colores que no son apropiados para usar durante el día, como los platinados y el dorado. Las lentejuelas y brillos también dejémoslos para la noche, aunque un pequeño detalle con estos ornamentos en un vestido casual de día puede quedar bien.

También existen vestidos de día que están en el medio de los dos tipos ya nombrados. Estos son los vestidos casuales que a su vez tienen un toque de formalidad, pero menor de la que tienen los que son para el trabajo. Estos atuendos son los apropiados para reuniones en el colegio de nuestros hijos o para hacer distintos trámites.

Los vestidos informales de dama para la noche son otra historia. Estos vestidos admiten muchas más cosas que los de día. Tajos, escotes pronunciados, brillos, todo está permitido. Sin embargo, debes saber que existen también distintos tipos de prendas para la noche. Nunca hacemos las mismas cosas durante la noche, por eso, debes tener un atuendo para cada ocasión. Si vas a salir con amigos a un lugar tranquilo, como el cine o el teatro, no debes exagerar con el escote y los tajos ni con los brillos. Puedes ser un poco más atrevida que durante el día, pero no pasarte de la raya. Para ir a bailar con amigas o a pubs, sí puedes atreverte a más. Aquí hasta las minifaldas son bienvenidas.

Además de esto, los vestidos informales para dama de noche y de día varían según la temporada. Estas diferencias no tienen que ver sólo con las modas, que es a su vez muy importante porque para cada temporada surgen nuevas tendencias y nunca se repiten de un año al otro, sino también con los colores, tipos de telas, modelos, etc. Por ejemplo, en verano, se estilan mucho los colores claros y vibrantes y, en invierno, los colores más oscuros y sobrios. Otra diferencia es el tipo de telas. En temporadas calurosas se estilan las telas finitas. Algo que se puso mucho de moda en los últimos años, son las telas de tipo indias. En épocas frías, se estilan las telas más gruesas, como la pana, por ejemplo, que no se ve en verano.

Conociendo un poco más sobre las distintas opciones en vestidos informales para dama puedes lucir todos los días bien y acorde con la ocasión. Ahora cuando vayas a una tienda sabrás exactamente qué elegir dependiendo del momento del día y de la época del año. Recuerda, sólo tienes que pensar si saldrás con amigas a la noche o si estás buscando un atuendo para ir a trabajar y podrás seleccionar entre la gran variedad de vestidos que ofrecen las tiendas de ropa el indicado para la ocasión.